viernes, 30 de octubre de 2009

El alma. ¿Existe la reencarnación?

Los 21 gramos y el origen racista de una creencia
New Age

Una encuesta que encargamos en el 2006 concluyó que casi la mitad de los ecuatorianos (49,6%) creía en la reencarnación. Dato curioso si consideramos que al menos un 90% de la población dice ser cristiana; es decir, cree que las almas tienen un solo uso y luego se van por toda la eternidad al cielo o al infierno.

Por el contrario, los teóricos de la reencarnación sostienen que existe un número limitado de almas que -por decirlo a la manera ecológica- se reciclan, dejando vacío el cuerpo muerto para posesionarse de una nueva vida, humana o animal.

De entrada, y para seguir un razonamiento lógico, hay que comenzar por la nada sencilla pregunta ¿existe el alma? Para la totalidad de las religiones mayoritarias del mundo la respuesta es sí. Para la ciencia en cambio, la respuesta es que no existe la menor evidencia.

En algún momento se habló de la existencia de una prueba:

los 21 gramos que el cuerpo perdería con su último suspiro. Esta caprichosa cifra sería el resultado de un extraño experimento realizado a principios del siglo pasado por el doctor Duncan Macdougall. Pesó a cinco enfermos agonizantes y los resultados oscilaron entre 10 y 42 gramos. Sólo el primero de los fallecidos perdió los famosos 21 gramos. Y para verificar sus resultados envenenó a una docena de perros sanos, aunque no pudo comprobar nada (1). Años más tarde, intentó fotografiar el alma saliendo del cuerpo, por supuesto, infructuosamente. Sin embargo, la leyenda sobre su “descubrimiento” sobrevive hasta hoy y hasta mereció el título de una película.

Más recientemente, el premio Nobel de Medicina Francis Crick –nada menos que el coautor del descubrimiento de la estructura del ADN- encontró que al morirnos se desvanecen millones de nuestros neurotransmisores, moléculas que tienen peso y son la base del sistema de comunicaciones entre las neuronas. Esa podría ser lo más parecido al “alma” desde el punto de vista de la Ciencia, es decir, de lo que está probado.

¿Y de dónde salió la creencia en la reencarnación?

En 1968, los cuatro tipos más famosos del mundo de entonces se recluyen en una comunidad del norte de la India. Los Beatles, guiados por el gurú Maharishi, han ido a aprender meditación para alejarse de las drogas. El impacto mediático que tuvo ese viaje provocó que millones de jóvenes hippies occidentales comenzaran a interesarse por el misticismo hindú con su prédica del amor y el desprendimiento

de los bienes materiales. Algunos de esos jóvenes son hoy prósperos empresarios que viven del negocio de la New Age. Tan sólo emulan al multimillonario gurú, quien murió apenas el año pasado en su modesta mansión holandesa de 200 habitaciones.

La moda de la Nueva Era y la espiritualidad aparece en un momento de crisis y descrédito de las religiones tradicionales, anquilosadas en sus prédicas conservadoras mientras el mundo parecía incendiarse con el Mayo francés, la guerra de Vietnam y la guerrilla del Che. Los jóvenes rebeldes enarbolaban las banderas del amor libre y el “prohibido prohibir”, y el movimiento de la Nueva Era con su rechazo a todo lo establecido -incluyendo la ciencia- fue la respuesta que encontraron.

La base religiosa de la Nueva Era puede encontrarse en el hinduísmo, una religión que en apariencia predica la paz y la espiritualidad individual para que el alma se despoje de su carga (karma) de las vidas anteriores y así alcanzar su liberación definitiva. Pero lo que esconden quienes lo predican, es el origen racista y cruel de esta creencia.

La llegada de los proto-nazis

Hacia el 1500 antes de Cristo los arios, un pueblo venido del norte, invade la India. Guerreros de piel blanca procedentes de las estepas rusas que utilizaban armas de hierro y carros de combate, derrotaron fácilmente a los nativos drávidas empujándolos cada vez más al sur. Los drávidas, de piel oscura, siguen siendo numerosos en esa región del subcontinente.

Para los rubios arios, los drávidas eran repugnantes subhumanos con los que no debían mezclarse, y por esa razón impusieron el sistema de castas que aún perdura. Las tres castas superiores de la aristocracia (sacerdotes, guerreros y comerciantes) estaban reservadas para ellos. Las demás eran para los nativos, que constituían la inmensa mayoría de la población. La mezcla de razas estaba prohibida. Quienes la quebrantaban (y sus hijos) pasaban a convertirse en descastados, los parias, o condenados a una virtual esclavitud . Así quedaron consagradas en la ley de Manu y el libro sagrado más antiguo, el Rig Veda.

La segunda etapa de la conquista vino a través de la religión. La creencia en la reencarnación es impuesta hacia el año 500 a.C. cuando los nativos comienzan a rebelarse. En otro libro sagrado, el Bhaghavad Gita, el propio dios Krishna explica a los mortales qué es la reencarnación.Se afirma además que la sociedad de castas no fue impuesta por los invasores arios, sino que es un designio divino. Cada cual tiene su lugar en la sociedad por voluntad de los dioses y si somos pobres y oprimidos es porque estamos pagando las culpas de vidas pasadas. Es el famoso karma. El campesino, entonces, debe aceptar resignadamente la explotación y el maltrato del señor feudal, porque rebelarse le impedirá escalar de casta en la próxima reencarnación y por lo tanto alejarse del ansiado nirvana.

Si por el contrario, desobedecemos la voluntad de los dioses, en nuestra próxima vida tendremos una reencarnación aún más desgraciada. En una cucaracha, un cerdo o en tal vez en Michael Jackson…

El fatalismo de un destino inexorable llevó a los pobres a la sumisión, y la sumisión a mantener el terriblemente injusto sistema de clases que virtualmente no ha cambiado en treinta siglos. En la India los parias constituyen la casi totalidad de la población más miserable: 160 millones de personas. La Unesco dice que hasta hoy “la casta se utiliza a menudo como un mecanismo de explotación económica” (2).

Los parias ni siquiera pueden atravesar las zonas residenciales donde viven las castas superiores, aunque se trate de gente casi tan pobre como ellos.

Durante un viaje por la India se me ocurrió entrar a filmar en una villa miseria habitada por parias. El guía, de una casta superior, se negó tajantemente a acompañarme. Pronto me vi rodeado por decenas de chicos curiosos y famélicos con quienes bromeamos un rato, ellos mirando por la lente de la cámara y yo jugando a despeinarlos. Al regresar al coche, y en todo el trayecto hasta el hotel, el guía apenas me dirigió la palabra y hasta se negó a darme la mano que le extendí sin la menor inocencia. Su repugnancia era más fuerte que su sentido del deber: también yo estaba contaminado.

Y finalmente, algunas cuestiones de lógica

¿Cuántas almas hay para repartir? Cuando se inventó la teoría de la reencarnación , en el mundo vivían unas 100 millones de personas. Actualmente la población del planeta llegó a los 7 mil millones. ¿De dónde sacaron sus almas esas nuevas 6,9 mil millones de personas?

Hoy en día, psicólogos que siguen a Brian Weiss -psiquiatra New Age, millonario autor de libros- aseguran poder hipnotizar a sus pacientes para transportarlos a sus vidas pasadas y así conocer el origen de sus problemas actuales y curarlas hasta de sus fobias.

Bailarinas egipcias, guerreros al estilo Conan el Bárbaro, reyes, Juanas de Arco, y cualquier otro estereotipo salido de Hollywood, todos son buenos para vender sesiones de cuarenta dólares la hora. Personalmente conocemos a dos princesas del Renacimiento y un lugarteniente de Colón, pero hasta ahora a nadie que haya tenido una vida más prosaica, digamos un niño indio o chino muertos prematuramente. Por la ley de las probabilidades, al menos una de cada tres personas que alguna vez vivieron en el planeta tendría que tener ese origen y gran parte de ellos haber muerto antes de llegar a la madurez. Pero claro, su corta y trágica vida no emocionaría a nadie.

Cuando se les pregunta a estas personas que hicieron una “regresión” cómo era su vida pasada, solo pueden contestar vaguedades y tal vez algún nombre que recuerden de alguna película. Pero si los interrogamos sobre qué cultivaban y comían, cómo se llamaba el rey de aquella época, qué idioma hablaban, o qué moneda utilizaban, verán cómo pierden súbitamente la memoria. ¿Cómo es que nadie se reencarna en Cleopatra para decirnos dónde está su tumba? ¿O en San Martín o Bolívar para informarnos qué conversaron en Guayaquil? ¿Uno de los doce apóstoles para contarnos con detalles la vida de Jesús?

Hoy, con el avance en el conocimiento de las leyes de la genética, sabemos que buena parte de nuestro carácter y comportamiento (en esencia, lo que los creyentes llaman “alma”) es heredado. Un estudio de más de treinta años realizado por científicos del Instituto Karolisnka de Suecia, ha demostrado que enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia y el trastorno bipolar están estrechamente relacionadas con la herencia genética (3). O será que los hijos de esquizofrénicos, por pura casualidad, al nacer reciben casi siempre el alma de un esquizofrénico muerto que pasaba por ahí cerca.Estudios similares ha hecho la Universidad de Duke para la depresión, la ansiedad y la dependencia de las drogas y el alcohol.

Creer en la resurrección del alma o en la reencarnación sigue siendo solo un reflejo de la soberbia humana. Imaginamos ser tan importantes que no podemos tolerar la idea de que una vez que nos morimos, estaremos muertos para siempre.

Y algo más. Por lo menos los hindúes son coherentes en sus creencias y no comen carne. Si usted cree en la reencarnación, ¿por qué come pollo? (o vaca o chancho). Tal vez lo que está en su plato haya sido la reencarnación de algún pariente lejano.

(1) New York Times, archivos de 1907. http://query.nytimes.com/mem/archive free/pdf?res=9D07E5DC123EE033A25752C1A9659C946697D6CF

(2) “El apartheid oculto de la India”, Correo de la Unesco. http://www.unesco.org/courier/2001_09/sp/doss22.htm

(3) http://www.eluniverso.com/2009/01/16/1/1384/328BFC8B49E446C5B9AB4A57B8FB6654.html


Otros artículos en este blog

2012: Las profecías mayas y el fin del mundo.

http://mitosyverdadesecuador.blogspot.com/2009_09_20_archive.html

Nostradamus, el adivino que no acertaba ni una

http://mitosyverdadesecuador.blogspot.com/

Cinco fraudes de ovnis y extraterrestres

22 comentarios:

  1. En la religión Católica y en la mayoría de las cristianas no se habla de una reencarnación, es decir mi misma alma en otro cuerpo es decir no se cree en eso.
    Pero si de una resurección al final de los tiempos, en donde seremos todos juzgados y eso es en la religión judía, islámica y católica.

    ResponderEliminar
  2. Aquí va algo interesante:
    Lo que nos da la vida es un pequeño impulso eléctrico cuando estamos dentro del vientre materno, en ese momento dejamos de ser un simple feto y somos ya seres vivos. Incluso en la clonación se da un impulso eléctrico a la célula para que piense que ha sido fertilizada.

    En el cuerpo todo se transmite con impulsos eléctricos, nuestros nervios, nuestros músculos, las señales de nuestro cerebro, etc.

    Al morir simplemente los impulsos se detienen casi sin una explicación razonable.

    Según la física cuántica los electrones (lo que forma la electricidad)aparaecen y desaparecen sin ninguna razón aparente, incluso tienen la capacidad de estar en varios lugares al mismo tiempo, explicada por la teoría de las cuerdas y la teoría de branas y membranas que incluso plantean una sería posibilidad de que hayan una cantidad infinita de mundos paralelos (esto no es new age, es ciencia de verdad). De ser así básicamente los electrones que nos daban vida simplemente desparecen, ¿pero a donde?

    ResponderEliminar
  3. veras juan pablo... la teoria d elas cuerdas no es realmente cierta es un intento lastimosamente fallido por probar las ultimas expectativas de instein en creer en una teoria general de la fisica universal y rechazar la fisik de probabilidades k este increible genio de la fisica no aceptaba combinar con su famosa teoria de la relatividad....

    pero no es asi hace ya varios años k se fusionaron las teorias de la relatividad y de la probabilidad dando lugar miles cde avances ciantificos... ya k estas teorias no son cntrarias como se creia erroneamente son complementarias..

    y la materia...( si se prueba la existencia de la particula de higgs en l lhc... los fotones serian materia..) no se detruye solo se transforma a energia o en otro tipo de materia..!!! asi k nada desaparece... d la nada...!!!!

    ResponderEliminar
  4. con respecto a este team... me parece una alucion muy interesasnt la experiencia del sr rodolfo asar.. sobre el racismo y la repulsion k increiblemente.. aun se vive en nuestro mundo... no hay k olvixdar k todos somos hechos de la misma materia prima.. con el genoma... con las mismas capacidades... l unik k nos diferencia... en verdad es nuestra forma de ser y eso no es producto de nuestros genes slamente depende en su amyoria d la sociedad en la k crecemos.. la vida k nos toca vivir.... asi k esta generacion k indudablement tiene mas oportunidades debe esforsarce por cambiar esos tan viejos y dañinos prejuicios.. k solo logran separarnos.. y hundirnos en el subdesarrolo...


    recuerda simpre: " O PIENSAS O CREES" ....!!!!

    ResponderEliminar
  5. Eres increíblemente desinformada, Anna Lucía:

    "a teoria d elas cuerdas no es realmente cierta es un intento lastimosamente fallido por probar las ultimas expectativas de instein en creer en una teoria general de la fisica universal y rechazar la fisik de probabilidades k este increible genio de la fisica no aceptaba combinar con su famosa teoria de la relatividad..."

    La Teoría de Cuerdas es, muy probablemente, el intento más decente de encontrar una teoría que vaya más allá que el Modelo Standard en cuanto a la explicación de las interacciones a nivel subatómico. Sin embargo, no "parte" de algún intento de corroborar alguna teoría inconclusa de Einstein: parte del intento de encontrar un modelo de interacciones para partículas pesadas ,eventualmente desplazada por la cromodinámica cuántica y el Modelo Standard, pero luego de que se comprobara que predice la existencia de gravitones, se colocó en la mirada de los mejores esfuerzos en física teórica para unificar en un sólo modelo la interacción gravitacional con la electrodébil y fuerte. De hecho, prácticamente todo lo importante en teoría en los 80's y 90's y en la actualidad, tiene que ver con teoría de cuerdas (y una que otra tentativa de otras propuestas de gravedad cuántica, como la de Horava y la LQG.

    Basta con que te des una vuelta por www.arxiv.com para que te empieces a enterar de aquel "intento" fallido del que hablas.

    pero no es asi hace ya varios años k se fusionaron las teorias de la relatividad y de la probabilidad dando lugar miles cde avances ciantificos... ya k estas teorias no son cntrarias como se creia erroneamente son complementarias.

    La "Teoría de la Probabilidad" no es una teoría física, que yo sepa. Quizá te refieres a la interpretación probabilística de la Mecánica Cuántica (MC), o tal vez a la noción de las Teorías Cuánticas de Campos (QFT) que incluyen los efectos relativistas en la MC. No he leído nada sobre "contrarias" en ambas teorías, pues no predicen evidencia experimental contradictoria (toma en cuenta bajo qué supuestos y bajo qué verificaciones se asienta cada teoría). Tampoco se puede hablar de "dualidad", salvo quizá en el aspecto de su complementariedad en el estudio de la física de partículas.

    y la materia...( si se prueba la existencia de la particula de higgs en l lhc... los fotones serian materia..) no se detruye solo se transforma a energia o en otro tipo de materia..!!! asi k nada desaparece... d la nada...!!!!

    Eso es una confusión de conceptos. Para empezar, ni siquiera existe un concepto fijo de "materia" en el sentido clásico de la física, sino que se trata a las partículas como campos de los cuales se puede calcular su energía. Así que, no obstante lo equivocado que está relacionar la posible detección de un campo de Higgs con una "materialización" del campo electromagnético (sea lo que sea a lo que piensas que te refieres), tienes que revisar primero un poco sobre las ideas básicas de mecánica cuántica y de física de partículas antes de hacer conexiones que, apostaría, están basadas en la lectura de material divulgativo que se vende (lastimosamente) en las calles.

    Me tomo el esfuerzo de escribirte esto porque dices que estudias Física en la EPN y es probable que tus profesores también tengan este tipo de información confusa y absurda en sus cabezas. Sería una lástima que te desperdicies en lecturas divulgativas y corrompas tu criterio.

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo en la teoría de la reencarnación por las siguientes razones científicas:
    1. Existen niños prodigios, y esto es de muchos años atrás, que ya nacen con habilidades de un adulto que a practicado mucho, algunos son tan antiguos como Maria Gaetana Agnesi, Mozart, entre otros, como explica la ciencia esto, acaso sera genético como todo lo explica la ciencia?.
    2. Por que el homosexualismo o lesbianismo, no tienen hasta ahora una explicación cabal o científica... no serán acaso almas de mujeres en cuerpos de hombres o viceversa.
    3. Por que consideramos que solo exista vida en la Tierra, teniendo en cuenta la enorme, extinción del universo, de allí también pueden provenir las almas. Claro que hay que demostrar, algún día sera, de eso estoy seguro.
    4. La ciencia se ha equivocado muchas veces, y se afirma que lo que hoy es verdad, después no lo sea, no mas pregunten A Einten y Hodking, o Darwin Y La Mark.
    5. Es verdad que existe charlatanes o psudocientificos, pero la ciencia no ha explicado del todo, por ejemplo el trabajo de Dr. Steveshon que estudio a los niños con recuerdos del pasado, mas de 3000 casos documentados, a que se debe este fenómeno.
    6. La ciencia tiene como problema aun no resuelto el origen de la vida, y da por hecho que así fue, SIN HABER DEMOSTRADO CIENTIFICAMENTE QUE ASI FUE, solamente tiene evidencias de que así a lo mejor probablemente ocurrió.
    6. Durante la década de los 90 la década del cerebro, se llego a querer demostrar el asunto genetico de la trascendencia, no se pudo demostrar, no existio el gen Dios, entonces por que se tiene esta idea masiva del alma, actualmente científicos creen que se trate de redes neuronales, pero aun no hay resultados definitivos.
    Agradezco su programa por descreditar a los charlatanes,y embusteros que se aprovechan, pero demuéstreme usted que el alma es igual a un producto del cerebro, le agradecería mucho...
    Gracias
    Atentamente Augusto
    espia-4@hotmail.com

    ResponderEliminar
  7. Hola Augusto.
    Gracias por sus comentarios, pero aunque usted nos promete darnos razones científicas de la existencia de la reencarnación, en realidad no da ninguna. Sólo especulaciones.
    Y de eso precisamente se trata: que quienes creen en la existencia de algo inmaterial, impalpable e invisible aporten pruebas de lo que sostienen, para sacarlo de la categoría de una simple creencia. De lo contrario estamos obligados a creer en hadas, duendes, fantasmas y marcianitos.
    Si la reencarnación existiera, sería muy fácil reconstruir la historia de la Humanidad. Simplemente bastaría con hipnotizar a la gente y preguntarle cómo era Alejandro Magno, o dónde está el tesoro de Atahualpa, o quién mató a Lincoln. Pero todos los testimonios que tenemos de gente a quien le hicieron la "regresión hipnótica" ni siquiera es capaz de decir qué persona gobernaba su país en esa supuesta época, y menos hablar en el idioma, o decirle qué tipo de dinero utilizaban... Suelen ser víctimas de la sugestión de sus psicólogos...
    ¿Chicos que nacen con habilidades de adultos? Pues la historia de María Gaetana Agnesi es, al menos, confusa y plagada de mitos, sin descartar su genialidad como matemática. W. A. Mozart era hijo de un músico de la corte austríaca conocido por su habilidad como profesor. El joven Amadeus era sometido a rigurosas clases desde muy niño.
    La ciencia ha encontrado varios motivos concurrentes para la existencia de la homosexualidad, comenzando por la originaria naturaleza bisexual de los seres humanos (¿se ha preguntado por qué usted tiene pezones?). El estudio de factores genéticos y hormonales ha ido inclinando a la ciencia cada vez más a considerar que la orientación sexual de una persona es innata.
    La ciencia avanza a toda velocidad gracias a que es abierta a nuevos conocimientos, una diferencia básica con las religiones y las creencias de todo tipo. Cuando hay pruebas de una teoría que modifica el conocimiento anterior, pues simplemente la incorpora como verdadera.
    Repito, quienes deben probar que la reencarnación existe son quienes sostienen que el alma existe. Pero la mejor prueba científica que conozco de la inexistencia de la reencarnación, es que cuando el cerebro deja de funcionar, eso que llamamos "alma"...simplemente se esfuma y desaparece. Como si nunca hubiese existido.

    ResponderEliminar
  8. Me parece un artículo muy pequeño, sin pruebas y muy al antojo de las creencias del que lo escribe.

    ResponderEliminar
  9. Rodolfo, que intenso!!!!! Interesante tu analisis. bien pedagogico. Estoy de acuerdo en que las religiones son instrumentos de bobificacion,..el opio del mundo. Pero Rodolfo, me sientas de platanazo, cuando me quieres quitar la idea que hay algo mas en nosotros que este maravilloso, enfermo, gordo, flaco o como sea, cuerpo. Yo creo que trascendemos este plano fisico, tenemos algo mas...que todavia no se! y que prefiero llamarla alma o espiritu y me conecta con algo divino (de Dios!!) A lo mejor soy egolatra o egocentrica, o soberbia como dices tu, pero es mas reconfortante para mi que la soledad esceptica que planteas. De cualquier forma, gracias por escribir lo que crees, pone en perspectiva muchas cosas para mi.

    ResponderEliminar
  10. Hola... (?) Qué pena que no dejan los nombres para contestarles de manera más personalizada.
    Bueno, para el anónimo del 10 de febrero: puede que mis pruebas sean escasas, pero el problema que quienes creen la existencia de un alma no tienen ninguna. Y ellos son los que deben probar su existencia.
    Y para la segunda anónima, gracias por tus comentarios, aunque no estemos de acuerdo. Tal vez sea muy duro como está planteado, pero si somos producto de la evolución de millones y millones de años.. ¿en qué momento pasamos a tener alma?
    El realismo (o escepticismo como tú lo llamas) no es soledad. Por el contrario, nos libra del peso de cielos e infiernos, y nos lleva a actuar bien con los demás sólo porque es lo correcto, no porque tengamos miedo a lo que nos sucederá en otra vida de cuya existencia no hay ni una sola prueba.
    No podemos pensar que las estupideces que hayamos hecho en esta vida la arreglaremos en la próxima o arrepintiéndonos y confesando minutos antes de morirnos. Eso es más cómodo para muchos creyentes ¿verdad?
    Y esa soberbia de creernos tan trascendentes, ¿no es lo que nos está haciendo destruir este planeta y esclavizar a otros? Recuerda que en su tiempo los negros, las mujeres y los indios... no tenían alma. Y aunque reconozco que esa creencia nos ayuda a reconfortarnos, sirve para esclavizarnos.
    Y la verdad no hace libres ¿o no?

    ResponderEliminar
  11. Rodolfo lo digo otra vez, si eres intenso!!! Primero, gracias por leer y contestar mi comentario. Ahora bien, no quiero iniciar una polemica pero creo que hay otra teoria que trata de explicar nuestro origen en esta planeta, ademas de la creacionista y la evolucionista... y bueno, no se uno debe estar abierta a oirlas todas y dudar de ellas o abrirles unpequeno espacio en la duda. Por otra parte yo no quiero tener alma para desear el cielo o temerle al infierno, no soy cristiana, ni musulmana, ni judia, o sea estoy en un limbo religioso, para no decir que soy atea. Y creo igual q tu que hacemos lo correcto porque es lo que nos gratifica como seres humanos racionales que saben que estan haciendo lo correcto, sin temores a castigo o deseando recompensas, pero hace poco lei algo asi como que lo correcto, al igual que la verdad son conceptos relativos. Duda y luego existe! Que te digo Rodolfo? No creo en una vida mas alla de esta...(o si???) pero quiero creer que tengo una alma, que sera de ella despues que muera fisicamente?no se, seguira viviendo, eso espero...a lo mejor necesito creer en ella para no temer a la brevedad de nuestras vidas (q mania de querer ser inmortal, no?) Pero cuando haces abstraccion de todos esos conceptos y teorias biologicas, sociales, historicas, politicas, que se yo!, y te reunes con Rodolfo en ese espacio y tiempo donde no hay nadie mas solo tu y tu, en ese momento yo creo que te conectas con tu alma, espiritu, energia, como quieras llamarlo, q es mas que atomos. Ingenua? Tal vez..solo estoy en la busqueda existenxial de todo ser humano que se precie de no ser materialista.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Hola.
    Estamos de acuerdo en que todos, materialistas o no, necesitamos buscarle el sentido a la existencia. Y creo que está bien buscarla haciendo abstracción de las religiones, las antiguas y las modernas como la New Age. Y que esa búsqueda, para conservar nuestra libertad, necesariamente debe ser individual.
    En ese sentido (y solo en ese) estoy de acuerdo en que la verdad de cada uno es relativa. Lo que pasa es que la nueva moda espiritualista de las cuantas, los universos paralelos, el agua con emociones y otras cuantas bobadas New Age que quieren relativizar todos los conocimientos disfrazándose de ciencia.
    La religión y las creencias son relativas porque hablan sobre palabras, la ciencia sobre los hechos y las cosas. Por eso cada cultura tiene su propia religión, pero las leyes científicas funcionan igual en todas partes, aunque esas leyes sean perfectibles cuanto más se correspondan con la realidad. Y este artículo habla sobre las pruebas científicas de una creencia que dice tener pruebas irrefutables... de una creencia.
    Gracioso, porque este es un problema esencialmente occidental. La teología como tal sólo existe en Occidente y consiste en usar la razón para fundamentar una creencia. Y cuando importamos la creencia hinduísta en la reencarnación también se trata de buscarle pruebas para convencer a la gente. En la India creen porque creen, y saben que las creencias no necesitan explicarse.
    Bueno, pero se me hace difícil seguir escribiendo de manera más personal en esta página que es pública. Si prefieres lo seguimos vía mail en mitosyverdadesecuador@gmail.com

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Rodolfo, debo decir que muy pocas cosas han llenado mi pensamiento y conocimiento de tanta satisfacción como lo fue leer tu artículo. Permíteme decirte que no podría estar mas de acuerdo con tu teoría y tus cuestionamientos finales, ya que el solo hecho de pensar que estoy aquí porque debo ser "castigada" por mis errores anteriores, o porque no he conseguido el punto máximo de superación espiritual que me permita dejar de estar brincando de un cuerpo a otro es, para mí, simplemente absurdo. Respeto las ideologías, religiones y pensamientos de los demás, pero... ¿Debo aceptar que estoy aquí para "pagar" lo malo, y no para vivir lo bueno? Si el planteamiento de la reencarnación es alcanzar el punto máximo de espiritualidad pagando los errores pasados, ¿debo aceptar mi vida tal como es y no hacer nada por mejorar, por crecer y por salir adelante, y todo por un "temor" infundado y con remotas posibilidades de que voy a ser castigada en mi "próxima vida", sólo por querer ser mejor? Como lo dije al principio, no podría estar más de acuerdo contigo.

    Saludos,

    Melissa G.
    Medellín, Colombia.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por tu comentario, Melissa.
    Es bueno saber que aquello que uno escribe es útil a los lectores.
    Y espero que los otros artículos también puedan servirte de algo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Ese articulo deja mucho que desear, falta muchisima invetigacion para poder llegar a esas conclusiones hay ciertas situaciones que son incorrectas en especial todo lo que habla de la india, las cosas no son asi, pero si hay un buen trabajo de recoleccion de datos historicos,en todo caso comletando esta investigacion aseguro que la conclusion seria lo contrario a la actual..con todo felicitaciones al programa pues motiva a la motivacion y a la reafirmacion del ser de cada persona,sus valores y juicios

    ResponderEliminar
  16. la ciencia cree en lo que puede demostrar...Sin embargo hay muchas cosas que existen y han existido sin que sean descubiertas..Creo que la reencarnacion no serviria de nada si la gente recordara lo que hizo, pues en este mundo estamos para aprender otras situaciones que el super yo necesita...Creo que si reencarnamos y creo que no somos los unicos en este universo.. Los mayas lo sabían, los egipcios lo sabian..y muchos hoy lo saben....Ahora bien, nuestra mente es limitada,para que exista un equilibrio en nuestro aprendizaje en este planeta...pues existe un proposito de la existencia... que en este plano no entendemos....lo importante es hacer lo correcto y cumplir con nuestra misión, para eso nos encontramos con muchas personas que forman parte de un equipo que evoluciona...todas las personas nacen con una mision....que permite que la humanidad evolucione... somos energía: alma y cuerpo que es materia... eso esta demostrado. o no....

    ResponderEliminar
  17. Hola Cristina. Gracias por tus comentarios, sin embargo me parece que confundes "saber" con "creer". Debías decir: "los mayas lo creían, los egipcios lo creían y muchos hoy lo creen..."
    ¿Cómo entonces sabrías que en el mundo "hay muchas cosas que existen" si "no han sido descubiertas"?
    La Ciencia no cree, prueba lo que dice. Por eso el conocimiento es universal pero las creencias están ligadas a cada cultura particular. Concretamente, sobre el alma, su existencia y su destino hay miles de creencias diferentes. Y por supuesto, ninguna probada. Y que yo sepa, al menos los egipcios no creían en la reencarnación.
    Y si nacemos con un propósito, pues no tenemos nada que ver con nuestros pariente animales ni somos producto de la evolución. Somos únicos y creados por alguien. Esa también es una creencia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. rodolfo, porque el que cree deberia demostrarlo y no asi el que no cree en la reencarnacin?
    me parece que es justo que cada uno justifique su creencia.

    ResponderEliminar
  19. Pues por la misma razón por la que, quien diga que vio pasar a Superman volando montado en el burro de Shrek, tiene que probarlo: el que afirma cosas extraordinarias debe presentar pruebas extraordinarias. La reencarnación es una tesis religiosa de UNA de las grandes religiones del mundo. para otras el alma se va a un reino oscuro, o al infierno o al paraíso, o simplemente se desvanece. ¿Cuál tiene pruebas de lo que dice? Ninguna.
    Digámoslo así: somos producto de la evolución, somos descendientes de las primeros organismos que habitaron los océanos. ¿Por qué nosotros deberíamos tener un alma y no las amebas o los ratones? ¿En qué momento se nos incorporó el alma? ¿Y por qué a nosotros?
    Decir que la reencarnación no está probada no es una "creencia". Sólo describe la realidad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. La ciencia se ha equivocado mucho con pruebas y sin ellas
    simplemente el hombre no puede tener conocimiento absoluto, eso es parte de la condición humana. Lo que creemos ahora y llamamos ciencia en un tiempo más sera rebatido y punto, el hombre no puede tener certeza absoluta y sino quieren creer en algo más allá de lo material pues mueran y dejen de existir (esa idea es la que yo llamo infierno) si no te interesa trascender entonces solo eres un animal sin alma, intrascendente, y aferrate a la idea del vacio. Ese es un endiosamiento estupido del ser humano, creer que puede llegar a saberlo todo para llegar a la conclusion de que no es nada,

    ResponderEliminar
  21. Mira, la ciencia tiene de bueno que cuando encuentra pruebas sobre algo nuevo, se corrige y sigue avanzando. Esa es la diferencia con las religiones que se basan en creencias inalteradas por siglos.
    Puede ser que endiosemos a los humanos, porque existimos y somos palpables. No andamos pensando que un señor barbudo invisible nos vigila y que nos va a premiar o castigar. Y por eso existen las leyes humanas.
    ¿Tenemos alma, existe la reencarnación, nos vamos al cielo o al infierno?
    Pruebas. Necesitamos pruebas porque somos seres racionales. Y justamente eso es lo que nos distingue de los animales.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. vamos, no se puede mezclar la religion con la reencarnacion, debe haber fenomenos fisicos que hacen posible el fenomeno reencarnacion, aun la ciencia no sabe por que el hombre reencarna, y eso no se puede responder con la religion, debe haber una causa que obliga al ser humano a reencarnar ... y para que? no lo sabemos....

    ResponderEliminar